Condicionamiento clásico


En el paradigma del condicionamiento clásico partimos de un reflejo incondicionado, en el que un Estímulo Incondicionado (EI) elicita una Respuesta Incondicionada (RI).

Posteriormente, asociamos ese Estímulo incondicionado con un estímulo neutro un número determinado de veces.

Finalmente, conseguimos un reflejo condicionado en el que el estímulo neutro se ha convertido en Estímulo condicionado y da lugar a una Respuesta condicionada.