Contracondicionamiento


En el contracondicionamiento, la respuesta que da un organismo a un estímulo se invierte asociando este estímulo con un segundo que provoca las reacciones contrarias.

Por ejemplo, existiría contracondicionamiento si a un animal se le entrena para acercarse a un estímulo que inicialmente suscita una respuesta de alejamiento.

En estos casos, ambos estímulos (p.e., una descarga eléctrica y comida) implicados en el condicionamiento provocan inicialmente respuestas incondicionadas muy intensas.

El contracondicionamiento se relaciona con el principio de inhibición recíproca.