Teleonómica/o


Proceso que no está dirigido a un fin. La teoría de la evolución de Darwin y la teoría del reforzamiento de Skinner son teorías teleonómicas.

En ellas el sujeto no evoluciona para conseguir adaptarse, ni se comporta para obtener un premio, como en las teorías teleológicas, sino que entienden la evolución filogenética y ontogenética como un proceso de retroalimentación.

De este modo los organismos (o las respuestas) mejor adaptadas a un determinado ambiente permanecen, mientras que los organismos (o las respuestas) menos adaptadas desaparecen.

Ver Selección natural, Principios de selección conductual.