Lápiz

Cualquier definición del dibujo a lápiz resultará, probablemente, inadecuada, ya que debe incluir muchas concepciones diferentes: desde una descripción tonal sumamente elaborada de un tema concreto, hasta una “idea con una línea alrededor”. Entre estos extremos es posible una enorme variedad de estilos: lineal, de mancha, apretado o suelto, en lápiz solo o con la adición de lavados, tintas o color.

El dibujo de línea pura es la modalidad más difícil de todas: el artista debe resolver los colores, tonos y texturas de su tema en unas pocas líneas. Los maestros de esta técnica –como Matissee, Gaudier-brzeska y Hockney-, transmiten una rara emoción y todo el que pretenda dibujar bien debe estudiarlos.

La escala es un elemento importantísimo en el dibujo a lápiz; la fuerza de la marca está limitada por el grosor de la mina. Por eso, los dibujos tienden a ser más pequeños que las pinturas.

Papeles

El lápiz puede resultar muy efectivo en papel de color. Si no se encuentra el color deseado, se le puede colorear con un lavado de acuarela.

Equipo

Gomas. Los dibujos con punta de plata se corregían con miga de pan, que no dañaba la superficie. En la actualidad, las gomas realizan la misma función. Las gomas corrientes tienden a retener partículas grises y tiznar el papel.

La goma de modelar se puede amasar y darle cualquier forma, lo que resulta útil cuando se necesita precisión, especialmente al crear toques de luz borrando sobre papel blanco.

Cuchillas y sacapuntas. Para sacar punta puede servir una cuchilla de afeitar de un solo dilo, pero son mejores y más seguras las cuchillas de artesano y los bisturís. Los sacapuntas son bastante útiles, pero una punta bien afilada con una cuchilla durará más tiempo afilada.

Con una cuchilla usada de plano se pueden raspar trazos fuertes que no se podrían borrar con goma.

Fijativos. Los mejores fijativos son los de marca, que se pueden comprar en frascos para usar con atomizador, o en latas-aerosol.

Técnicas

Los lápices blandos suelen ser buenos para notas rápidas o apuntes hechos en cinco minutos, de figuras o animales en movimiento. Los lápices más duros son mejores para dibujos representativos, cuidadosos y controlados. Pero estas reglas no son fijas. Resulta eficaz combinar diferentes lápices en un solo dibujo.

Lo primero a tener en cuenta es que la punta esté afilada. Esto es especialmente importante con los grados más blandos – del 2B en adelante – y con los lápices de carbón y carbono. Trabajar con una punta en malas condiciones es innecesario y a menudo frustrante; vale la pena pararse a afilarla. Los trazos frescos y definidos tienden a quedar mejor que los emborronados, y las líneas gruesas suelen ser menos efectivas, aunque tampoco es una regla inflexible.

Líneas. La apariencia de una línea de lápiz depende de tres factores: el grado del lápiz, la presión aplicada, y la velocidad con que se dibuja la línea.

Tonos. Los efectos tonales se consiguen con líneas muy juntas que se hacen gradualmente más claras y finas al aproximarse a la luz.

También se pueden expresar tonos con puntos, trazos cortos, sombreado y sombreado cruzado. Puede borrarse o frotar para obtener un efecto. Se pueden indicar los tonos aproximadamente sobre la superficie y después resaltar los toques de luz entre el gris general con una goma, repasando luego los detalles más oscuros.

Textura. Frotando un lápiz en un papel colocado sobre una superficie texturaza, quedará recogida la textura de ésta (madera, cemento, etc). Esto puede explotarse, añadiendo trabajo de líneas.

Una zona plana y uniforme –gris y brillante- no se parece a ninguna otra superficie creada en pintura o dibujo, y también se puede combinar eficazmente con línea. Estas superficies, que deben aplicarse con las minas más blandas y frágiles, necesitan fijarse casi inmediatamente; de lo contrario se emborronarán y mancharán el resto del dibujo.

Borrado. Evidentemente, habrá que borrar para corregir errores cuando lo que se pretende es una representación exacta del motivo. Sin embargo, muchos maestros consideran que dejar las líneas incorrectas, y corregirlas sobre la marcha es un buen modo de adquirir destreza. Los principiantes pueden probar y decidir por sí mismos.

Lápices de color. Son especialmente útiles para añadir detalles a trabajos en acuarela, y para contrastar con tintas de color.

No se ha podido encontrar la URL de especificaciones de gadget.