01. El papel del entrenador


Objetivo

Identificar la importancia de los distintos papeles que desempeña el entrenador, desde diversos enfoques del entrenamiento, considerando los indicadores específicos de la comunicación y la motivación.

Instrucciones:

  • Revise las tareas incluidas en el presente capítulo, a fin de que al término del mismo, usted sea capaz de:

  • Determinar la importancia de los papeles que desempeña como entrenador.

  • Definir su propio enfoque para entrenar.

  • Identificar las claves para lograr una comunicación más efectiva.

  • Caracterizar las metas individuales y de grupo con los atletas.

Introducción

Como entrenador usted tiene determinadas responsabilidades con los atletas, sus padres, la comunidad y tal vez hasta con el país. Sin embargo, la más importante de ellas es con los atletas y su principal tarea es ayudarles a mejorar su desempeño físico y encontrar satisfacción, diversión y disciplina en el deporte.

Para realizar bien esta tarea, tiene que desempeñar diversos, pero igualmente importantes papeles. Para ello, necesita entender su propio enfoque (filosofía) del entrenamiento y sus implicaciones diarias.

También es importante ser capaz de COMUNICARSE con sus atletas, ya que les ayudará a entender la dirección que usted está tomando, las expectativas y aspiraciones que ellos tienen y los papeles que ambos juegan en el vínculo atleta/entrenador.

Motivar a sus atletas es otra tarea importante. Usted necesita entender sus motivaciones y lo que puede hacer para influir en ellas. Una de las claves del éxito en esta área es establecer y monitorear las metas individuales, de equipo y las del programa.

Los diferentes papeles del entrenador

Como entrenador usted necesita jugar varios papeles con cada uno de sus atletas. De éstos quizá los más relevantes son: el de maestro, el de líder y el de organizador.

Como maestro, usted introduce a los atletas al manejo de nuevas habilidades e información. Para que su trabajo sea efectivo, debe conocer acerca de su deporte y ser capaz de utilizar diversas estrategias de enseñanza para comunicar este conocimiento.

Además necesita saber que los atletas aprenden a distintas velocidades y respetar estas diferencias en su enseñanza.

Como líder, usted puede ayudarlos a fijar metas reales. Por ejemplo: usted puede proveerlos de una visión acerca de qué es lo que ellos pueden llegar a ser y jugar un papel de motivador.

Usted debe actuar como el modelo de los atletas. Su proceder y sus actitudes tienen una gran influencia en ellos, por lo que necesita mostrar usted mismo el comportamiento y las actitudes que quiere ver en los deportistas.

Finalmente, como organizador, debe asegurarse de que no tengan obstáculos en su completo desarrollo como atletas y como personas. Este papel requiere cuidado en la planificación y preparación; cuide los detalles administrativos y asegúrese de que tiene el soporte necesario para efectuar estas tareas.

Enfoques del entrenamiento

Cualquiera que sea el enfoque que usted tome, éste puede cambiar con el tiempo y la experiencia y debe ser consistente con la edad y capacidades individuales de los atletas y con las metas de equipo.

Su enfoque como entrenador repercute en la manera en que realiza su actividad.

En particular incide en la toma de decisiones, en cómo se comunica con los atletas, cómo desarrolla las habilidades, cómo coordina las sesiones de entrenamiento y cómo hace los cambios, por ejemplo, introduciendo nuevas ideas.

En suma, así como usted necesita entender el enfoque que le da al entrenamiento, también debe conocer sus efectos.

Comunicación

Para organizar un buen entrenamiento, usted necesita ser capaz de comunicarse bien.

La comunicación es más que simple habla, es un proceso de personas, una cuestión de sensibilidad y capacidad. Y sólo puede darse si existe el deseo y la habilidad de comunicarse.

Comunicarse bien es un proceso continuo, algo sobre lo que usted necesita trabajar todo el tiempo. Infórmese sobre las nuevas estrategias de comunicación.

Compare la manera en que se comunican los demás con la suya.

Asimismo, observe qué factores en la comunicación le fallan y tome las medidas necesarias para corregir esta situación.

Las características de una buena comunicación son: (Ver  Anexos. “Tipos de comunicación”)

  • Comunicación abierta

  • Comunicación positiva

  • Comunicación clara

Personalice lo que usted dice

Si usted personaliza lo que dice, compartirá más de usted mismo con los atletas y obtendrá como resultado un mayor significado y un efecto positivo en su comportamiento.

Establecer la retroalimentación, la retroalimentación es el proceso que permite obtener información que es esencial para reorientar el desarrollo del entrenamiento.

También le servirá para verificar qué es lo que sus atletas están entendiendo; pídales que aclaren los puntos importantes y anímelos a preguntar, así usted reducirá la posibilidad de que haya malos entendidos con lo cual, a la larga, todos se ahorrarán tiempo y esfuerzo.

En general, escuche los sentimientos e impresiones de los atletas y pregúnteles su opinión, por ejemplo, acerca de las reglas del equipo. El involucrar a los deportistas incrementa su compromiso con el programa.

Motivación

Para alcanzar sus metas deportivas, los atletas necesitan ser motivados y mantenerse constantemente.

La motivación es afectada por dos factores: situacionales, tales como los elementos del ambiente de una práctica; y personales: tales como las relaciones familiares. Es importante resolver los factores situacionales, ya que usted tiene más control sobre ellos que sobre los personales.

La gente responde tanto a la motivación intrínseca, (aquella que viene de dentro de sí, por ejemplo, el deseo de autodirección), como a las motivaciones extrínsecas, que vienen de fuera, por ejemplo, los premios y las recompensas, que también son importantes.

Los motivadores intrínsecos son más poderosos que los extrínsecos, y pueden motivar por más tiempo. Por lo tanto, es de suma importancia saber qué es lo que motiva a sus atletas. Use este conocimiento para guiarlos y darles confianza en la utilización de motivadores intrínsecos, por ejemplo, ayúdelos a desarrollar una imagen positiva de sí mismos e incremente su sentido de responsabilidad.

La clave para responder positivamente consiste en aprender a concentrarse en aquello que puede ser controlado y, especialmente, en la intensidad del esfuerzo y el nivel técnico. Este enfoque asegura que los atletas no pierdan tiempo pensando en lo que no pueden cambiar (fechas de eventos, grupos de eliminación, instalaciones, calidad de los oponentes, etcétera).

El último punto acerca de la motivación, es la comunicación en dos sentidos.

Después de todo, lo único que tiene que hacer es hablar con ellos, preguntarles y oírlos. Recuerde que los atletas quieren oír lo que usted tiene que decirles, y comentarle lo que ellos piensan, ya que se desempeñan mejor cuando sienten que usted realmente les habló y los escuchó.

Definición de metas

Fijar metas es una técnica motivacional muy efectiva. Más aún, la manera en cómo se fijan esas metas es crucial. En particular, que los atletas con su entrenador fijen las metas es más poderoso que cuando son establecidas unilateralmente y luego se les dice a los atletas cuáles son sus metas.

Las metas en las que los atletas participan en su definición funcionan mejor, ya que ellos adquieren un compromiso para ayudarse unos a los otros, desarrollando así sentimientos de lealtad y actitudes de ayuda.

Cuando se colabora en la definición de metas, es importante determinar por qué los atletas participan y cuáles son sus expectativas tan pronto como se pueda al inicio de la pretemporada. De esta forma, hay tiempo para averiguar si hay compatibilidad entre metas, prioridades y expectativas, así como para buscar soluciones a confusiones o malos entendidos.

Pasos para el establecimiento de metas conjuntas:

  1. Planifique usted primero.

  2. Planee cómo involucrar a sus atletas.

  3. Considere que los atletas se involucren poco a poco.

  4. Defina las limitaciones de su programa de entrenamiento.

  5. Proporcione un clima adecuado.

  6. Actúe como un facilitador, no como dictador.

  7. Ponga metas apropiadas y alcanzables.

  8. Discuta las estrategias para lograr las metas.

  9. Haga lo posible por lograr un acuerdo general.

  10. Registre todas las estrategias y metas específicas

Formas de dar seguimiento a las metas

Una vez que usted haya establecido las metas con su equipo, necesitará un seguimiento que le asegure que las metas serán implementadas. Aquí se resaltan algunos puntos de interés para el seguimiento:

  • Anímelos a alcanzar las metas de grupo.

  • Supervise su propia conducta.

  • Delegue tareas de liderazgo.

  • Revise periódicamente las metas.

  • Comuníquese con los padres o familiares.

Ser entrenador significa desempeñar diferentes papeles con cada atleta que usted entrene. Es necesario que sepa enseñar, ser líder y cómo organizar, también es importante que sepa cómo comunicarse con ellos y motivarlos.

Desempeñar diversos papeles ciertamente no es fácil, es necesaria una constante observación, práctica y un gran deseo de aprender; después de todo, esto es lo que hizo que llegara a ser el entrenador que es ahora.

(Ver “pasos para el establecimiento de metas conjuntas”, Comentarios al Capítulo 2, en Anexos.)

Sugerencias didácticas

Realizar el ejercicio por parejas: escenificando uno al entrenador, otro al atleta para verificar aspectos de la comunicación y de las razones que tiene el atleta para participar, tomándolas en cuenta para la comunicación.

Por equipos de 3 entrenadores, ponencia y resolución de problemas comunes en el entrenamiento.

No se ha podido encontrar la URL de especificaciones de gadget.