08. La psicología del inconsciente: Sigmund Freud y el psicoanálisis

Freud y la psicología científica

La psicología académica ignora o rechaza ampliamente el psicoanálisis (salvo algo de motivación).

Para Freud sus casos clínicos son los datos científicos que constituyen su método de investigación plenamente científico (crítica de los defensores de una metodología experimental).

El origen del psicoanálisis: 1884-1899

Freud y la biología

Al principio le atrae la idea de abordar la psicología a través de la fisiología, siendo evidente sobre todo en  un manuscrito (“Proyecto de una psicología para neurólogos”) que no llegó a terminar. En esta obra intenta desarrollar una teoría general de la mente y el comportamiento en términos íntegramente fisiológicos y cuantitativos.

Posteriormente descubre que las causas del comportamiento responden a sucesos del inconsciente psicológico  y por tanto abandona la fisiología aunque distingue  entre “neurosis reales” (producidas por toxinas nerviosas) y psiconeurosis (producidas por complejos inconscientes reprimidos de ideas).

Para explicar el desarrollo del ser humano pasa de una biología fisiológica de tipo mecanicista a la biología evolucionista de Lamarck (las etapas del desarrollo sexual son recapitulaciones de la vida sexual de las especies que nos precedieron) que partía de la “ley biogenética” (ontogenia recapitula filogenia).

Freud como reformador sexual

En la formulación original del psicoanálisis, el instinto más importante es el sexo,  ya que:

  1. Proporciona el fundamento orgánico de la neurosis y la base biológica de su sistema teórico.

  2. Descubrimiento de la sexualidad infantil como la causa originaria de la neurosis.

  3. En la época que le tocó vivir la sociedad es muy puritana y vive abrumada por una represión y un sentimiento de culpa acerca del tema sexual.

Freud como médico: el estudio de la histeria

El trastorno neurótico más frecuente en los tiempos de Freud era la histeria, del que se creía tenía una base neurológica. Charcot fue el primero en añadir causas psicológicas al factor biológico para explicarlo.

En su obra “Estudios sobre la histeria” , publicado junto a Breuer,  aparecen por primera vez las causas inconscientes para explicar los síntomas histéricos (traumas emocionales reprimidos).

Abreacción: Bajo los efectos de la hipnosis, la experiencia reprimida se vuelve a vivir y los síntomas histéricos desaparecen.

Otras técnicas que hacen aflorar esas experiencias reprimidas son sesiones en las que  el paciente habla desinhibidamente con interpretaciones del terapeuta, que constituirán el denominado psicoanálisis.

El error de la teoría de la seducción y la creación del psicoanálisis

No es la sexualidad sin más, sino la sexualidad infantil la causa de la neurosis:

En un primer momento Freud defiende la teoría de la seducción: la seducción del niño por parte de sus  padres produce la represión del inconsciente que dan lugar a los síntomas histéricos.

Después abandona la teoría de la seducción: no son historias reales de seducción sexual sino fantasías edípicas de la niñez evocadas erróneamente como recuerdos.

El curioso episodio del error de  teoría de la seducción,  Lo que ocurrió...  y Las consecuencias ... (pag. 258-263) no materia de examen.

El psicoanálisis clásico: 1900-1919

La obra fundacional: La interpretación de los sueños (1900)

Freud considera que ésta es su obra maestra.

Freud distingue entre contenido manifiesto del sueño (el sueño tal y como se vive) y contenido latente (los deseos inconscientes, su verdadero significado).

La tesis de Freud era que todos llevamos en nuestro interior (en el inconsciente) deseos reprimidos que intentan controlar la conducta. En la vigilia el Yo consciente reprime tales deseos (censor psíquico); pero cuando dormimos la represión se debilita y por eso los sueños son expresiones de esos deseos reprimidos.

Introduce la idea de complejo de Edipo (deseo sexual hacia progenitor del sexo contrario).

La teoría clásica de la motivación

Tres ensayos sobre teoría sexual (1905)

Freud consideraba que el ser humano tenía las mismas motivaciones que los animales: sexo, hambre, sed y defensa propia (posteriormente añadió la agresividad). Los tres ensayos son:

  1. Las aberraciones sexuales: todas las neurosis surgen de la represión de la sexualidad.

  2. La sexualidad infantil: el ensayo más revolucionario. Describe como los pensamientos sexuales en la infancia son determinantes en la posterior normalidad o neurosis.

  3. La metamorfosis de la pubertad: trata de la sexualidad adulta (persona sana vs. neurótica)

La teoría clásica de la personalidad

Para Freud el estudio del inconsciente es la consumación de la investigación psicoanalítica.

Freud propuso dos modelos sobre el inconsciente. En el primero, el modelo topográfico,   la mente es el lugar en que las ideas se mueven entre el inconsciente y la conciencia.

Brentano y William James rechazan el inconsciente ya que se sitúa fuera del alcance de cualquier examen, lo que le convierte en vehículo de teorías difíciles de comprobar.

Freud detalla su concepción de la mente inconsciente en la obra “Lo inconsciente”, en la que Freud ofrece dos argumentos para confirmar su existencia: el éxito terapéutico del psicoanálisis y la existencia de una segunda conciencia (a través de un argumento filosófico similar al de Descartes cuando demostró la existencia de otras mentes).

Freud distingue tres sentidos o usos del termino inconsciente:

  1. Descriptivo: No siempre somos plenamente conscientes de las causas de la conducta.

  2. Topográfico: La existencia de un espacio mental inconsciente. En él comienzan los sucesos mentales y se comprueba si son admisibles o no para la conciencia (censura), si lo son pasan al preconsciente, donde se acumulan las ideas capaces de convertirse en conscientes.

  3. Dinámico: Esta condición se crea por represión, reprimir la entrada de pensamientos inaceptables a la conciencia es un acto dinámico.

Revisión y ampliación del psicoanálisis: 1920-1939