11. El conductismo

El ascenso del conductismo

El manifiesto conductista

El conductismo nace como tal en 1913 a raíz de una serie de conferencias de Watson tituladas “La psicología desde el punto de vista del conductista” que se convierte en el manifiesto del conductismo. Las ideas principales son:

  1. La psicología es una rama objetiva de la ciencia de la naturaleza y su meta teórica es la predicción y control de la conducta.

  2. Rechazo de la introspección ya que es estéril por motivos prácticos, filosóficos y empíricos.

  3. Rechazo de la conciencia, la mente y el pensamiento.

    • No hay procesos iniciados en el S.N. Central, el cerebro sólo sirve como punto de empalme entre el Estímulo y la Respuesta.

    • El pensamiento es la reiteración atenuada de actos musculares (conducta implícita).

  4. La metodología utilizada en animales debe utilizarse en personas.

  5. Rechazo del conductismo metodológico (no preocupa lo que suceda en la mente).

Las primeras respuestas (1913-1918)

Las respuestas al manifiesto de Watson son escasas y moderadas: piensan que el estudio de la conducta es valioso pero que es más una forma de biología que de psicología (la psicología es por definición estudio de la conciencia y debe usar la introspección).

Además el comportamentalismo está ya bastante arraigado: el manifiesto sólo sirve para que éste tome conciencia de sí mismo y se difunda con un nuevo nombre, “conductismo”.

En 1916 Watson acoge el método de Paulov de los reflejos condicionados.

La definición del conductismo (1919-1930)

La psicología gana prestigio tras la 1ª Guerra Mundial por la aplicación de Pruebas Psicotécnicas.

Hunter definió una nueva ciencia,  la Antroponomía , que tuvo poco éxito.

Lashley distinguió tres formas de conductismo: dos formas de conductismo metodológico y una forma de conductismo estricto o radical.

Para Lashley la opción entre conductismo y psicología tradicional responde a dos visiones del mundo: una científica y otra humanista. Su opción es mecanicista (como La Mettrie).

Tras la segunda guerra mundial Watson intenta aplicar la Psicología humana basada en el reflejo condicionado a la educación: “dadme una docena de niños y los convertiré en lo que quiera”.

Destaca la influencia del entorno social: una persona nace con pocos instintos o reflejos  incondicionados (miedo, ira y respuesta sexual) y el resto de emociones son versiones condicionadas de éstos. Uso social del conductismo: hacer de un niño lo que se quiera.

La edad de oro de la teoría

El periodo de 1930 a 1950 es la Edad de Oro de la Teoría en psicología del Aprendizaje.

La psicología y la ciencia de la ciencia

El conductismo refleja la imagen de la ciencia trazada por el positivismo de Comte; pero este positivismo inicial ha cambiado y en esos momentos domina el positivismo lógico.

Según el positivismo lógico el lenguaje científico tiene dos clases de términos: términos de observación (son los más importantes o básicos) y términos teóricos: permiten añadir explicación a los fenómenos naturales.

La definición operacional permite relacionar los términos teóricos y los de observación (por ejemplo: la masa es igual al peso de un objeto a nivel del mar). Las teorías científicas son una serie de axiomas que relacionan los términos teóricos.

Stevens importa la definición operacional a la psicología y denomina al positivismo lógico ciencia de la ciencia.

Dashiell propugna un acercamiento entre psicología y filosofía a partir de dos ideas del positivismo lógico: operacionalismo y exigencia de que las teorías científicas sean una serie de axiomas planteados de forma matemática.

El conductismo propositivo de Tolman

Watson, Lashley y los restantes conductistas reduccionistas defienden la teoría motora de la conciencia: los contenidos de la conciencia son meras sensaciones de movimientos corporales que informan, pero no causan la conducta. Tolman y Hull elaboran otros enfoques distintos para explicar la conducta sin invocar a la mente.

Tolman se sirve del neorrealismo que defiende que no hay introspección desde el momento que no hay objetos mentales a observar. Liga esta perspectiva y la teoría motora de la conciencia: “los estados mentales sólo son un efecto retroactivo de la conducta en la conciencia”.

El propósito o intención es un aspecto objetivo de la conducta. Extirpa mente y conciencia de la psicología pero conserva la intención y la cognición.

Frente a Watson que es molecular (la conducta compleja se puede analizar en sus mínimos componentes musculares), Tolman es molar (defiende estudiar actos completos e integrados).

La conciencia proporciona “representaciones” que guían la conducta: la cognición y el pensamiento tienen un papel causal en la conducta.

Tolman reformula su conductismo intencional por la influencia del positivismo lógico de Carnap: la psicología científica debe buscar leyes y procesos observables que gobiernan la conducta.

En esta reformulación, denominada conductismo operacional,  introduce que la conducta son V. Dependientes causadas por V. Independientes (ambientales y del propio organismo). También hay Variables Intervinientes (entre las anteriores).

En sus últimos escritos Tolman defiende que las cogniciones son entidades mentales reales y no descripciones abreviadas de la conducta (concepto de mapas cognitivos como representaciones del entorno).  Se le considera antecedente de la Psicología Cognitiva y del procesamiento de la información.

El conductismo mecanicista de Hull