01. Psicología de la Emoción

Introducción

El estudio de la emoción se ha realizado desde perspectivas y orientaciones dispares, con múltiples forma de entender sus procesos. Pero hay cuatro elementos que se consideran elementales para entenderla, de forma consensuada:

  1. Cambios fisiológicos: cada emoción parece tener su propio modo de reacción fisiologica, pudiendo ser cambios en el SNA, SNC, y en la secreción hormonal. También son muy relevantes los cambios faciales, ya que estos son manifiestos y comunican a los demás nuestro estado emocional. Algunos cambios pueden ser difíciles de identificar, y en algunas emociones puede no haberlos.

  2. “Tendencia a la acción” o afrontamiento: una de las funciones de las emociones es dar respuesta a situaciones del entorno por ello incluyen una movilización de acciones encaminadas a resolverlas. Se puede ocultar o no ser demasiado evidente. Algunos autores la consideran el núcleo de la emoción, y otros no le conceden tanta importancia.

  3. Experiencia subjetiva de la emoción o sentimiento: se refiere a señales de aviso que las emociones emoción hacen conscientes para reclamar nuestra atención (irritación, ansiedad, orgullo). Algunos autores cuestionan la validez de los autoinformes, ya que se pueden distorcionar las circunstancias.

  4. Sistema de análisis y procesamiento de información: las emociones se producen a través de procesos cognitivos, por eso, dependen de la interpretación que cada persona haga de las situaciones. Se ha cuestionado el papel que juega en la emoción, y donde se localiza.

El concepto de emoción ha evolucionado de acuerdo a los paradigmas teóricos dominantes en cada época. Sin embargo, se ha producido un fenómeno que no ha ocurrido en procesos como el aprendizaje o la memoria, y es que los modelos teóricos han ido en la mayoría de ocasiones por delante de las evidencias empíricas, e incluso a veces alejados de la comprobación.

Cada perspectiva se ha interesado por alguna dimensión o aspecto particular de la emoción, utilizando diferentes niveles de análisis.

Antecedentes filosóficos

Racionalismo: se remonta a Platón y Aristóteles, prevaleció a lo largo de siglos. Considera la razón humana como factor predominante en la conducta del hombre. Su comportamiento no depende de condiciones externas ni de impulsos irracionales internos (emociones o pasiones), por esto los factores emocionales no ocupan apenas lugar dentro de esta perspectiva. Supone un reduccionismo descargando en los aspectos racionales todo el peso, e infravalorando las influencias de componentes ambientales y biológicos. La emoción es primitiva, menos inteligente, más animal y peligrosa, por lo que debe ser controlada por la razón. Platón dividió la mente o alma en dominios cognitivo (alma-razón), apetitivo (apetito) y afectivo (espíritu). En la actualidad se denominan cognición, motivación y emoción.

A partir de Platón, la teoría racionalista acepta los aspectos irracionales, y para Aristóteles las dos dimensiones del alma (racional e irracional) forman una unidad. Es considerado precursor de las teorías teorías cognitivas de la emoción, ya que considera que las emociones conllevan elementos racionales como creencias y expectativas.

Empirismo: rompe con el pasado dando importancia al hedonismo y asociacionismo.

Según Hobbes, las emociones están regidas por el hedonismo.

Para Locke, las asociaciones entre estímulos, o E-R, son la base del aprendizaje y de muchas respuestas emocionales.

Y Hume con su escepticismo, se opone a la posición comúnmente aceptada afirmando que las emociones están sometidas a un mecanismo regular, y son susceptibles de un análisis exacto. Las ideas y las mecanismo creencias ocupan un papel importante en la emoción Entiende las emociones como impresiones causadas por la agitación de espíritus animales, pudiendo ser placidas o agitadas. Las emociones se pueden originar por el dolor o placer de situaciones presentes, o por el dolor o placer de nuestras creencias sobre el objeto que causa la emoción. Añade una dimensión cognitiva a la dimensión fisiológica.

Renacimiento: para Descartes la conducta humana es el resultado del alma racional así como Renacimiento conducta también de procesos irracionales del cuerpo. Los animales no tienen alma racional, por eso el hombre es capaz de determinar su conducta ya que interviene el pensamiento. En su obra “Las pasiones del alma” considera las emociones como fruto de la interacción alma y cuerpo. El alma agitaba los espíritus animales que producían las emociones y manifestaciones físicas.

Darwin y la evolución

En su obra “La expresión de las emociones en el hombre y los animales”, considera la emoción como una manifestación de la mente, y puesto que hombres y animales, expresan emociones semejantes, esto debería probar la continuidad evolutiva.

Ofrece tres principios sobre las emociones, que continúan aun vigentes: hábitos útiles asociados útiles (reconoce la función adaptativa, desarrollada inicialmente por aprendizaje y convertida luego en un rasgo heredado), antítesis (cada emoción tiene características expresivas morfológicamente opuestas), y la acción directa del sistema nervioso (se refiere a la coordinación de los principios anteriores con los nervioso cambios fisiológicos que posibilita la emoción).

Al considerar la emoción como una función adaptativa, surge una línea de investigación representada por las posturas neodarwinistas que se basan en considerar las emociones como reacciones adaptativas para la supervivencia, heredadas filogenéticamente y desarrolladas ontogeneticamente, y con bases expresivas y motoras propias, universales, y además consideran que existe un número determinado de emociones.

La activación

Es un proceso corporal general y continuo que puede ser considerado como necesario para entender la conducta. Está relacionado con la movilización general del organismo en el que están implicados múltiples sistemas.

Para William James la emoción es una consecuencia (no un antecedente) de cambios fisiológicos antecedente) ocasionados por algunos estímulos y se caracterizan por una expresión corporal distinta. Rompe con la concepción antigua que consideraba la emoción como el último paso dentro de un proceso de activación.

(Estamos tristes porque lloramos, y no al revés, y entre un proceso y otros hay cambios corporales consecutivos a la percepción).

Para James, la percepción de un estimulo, genera cambios corporales, y la percepción de éstos, genera la experiencia emocional. La experiencia afectiva primaria, propicia el posterior proceso de toma de conciencia de la existencia de una emoción. Carl Lange: un año más tarde propone una teoría que considera las emociones como fruto de la propiocepcion (percepción de cambios corporales, tener conciencia de cambios internos de nuestro cuerpo), de la aferencia de los cambios fisiológicos.

La teoría de James-Lange, es el primer paso de una línea de investigación que postula la existencia de James-Lange, patrones específicos de respuestas asociados a cada emoción. Afirma que:

  • Cada experiencia emocional posee un patrón fisiológico específico de respuestas somato- viscerales y motorico-expresivas.

  • La activación fisiológica es condición necesaria para que exista respuesta emocional.

  • La propiocepcion de activación fisiológica tiene que ser contingente con el episodio emocional.

  • La elicitacion de patrones de activación característicos de una emoción, podría teóricamente, reproducirla.

  • Existiría un patrón propio de respuestas somato-viscerales.

La mayoría de estos supuestos siguen aun en debate. Cannon realizo un análisis crítico varios años mas tarde. Y sus observaciones son:

  • La separación total de las vísceras y SNC no hace desaparecer la conducta emocional.

  • Hay iguales cambios viscerales en emociones diversas y en estado no emocionales.

  • Las vísceras no pueden ser las que diferencian procesos fisiológicos porque son casi insensibles.

  • Las respuestas en el SN son lentas, por tanto, no pueden ser la causa de las emociones ya que estas son respuestas rápidas.

  • La inducción de cambios viscerales artificiales (inyectar adrenalina) no provoca reacciones emocionales.

Para Cannon, las emociones anteceden la conducta y los cambios corporales no son determinantes de la experiencia emocional. Sus ideas contribuyeron al desarrollo de los conceptos motivacionales relacionados experiencia con la activación de la conducta. Y fueron el primer paso de una línea de investigación que mantiene que los cambios fisiológicos son inespecíficos de cada emoción.

En su teoría de emergentista de las emociones, postula que:

  • Los cambios corporales son idénticos para todas las emociones. Preparan al organismo para actuar ante emergencias, a través de la acción combinada del SN simpático y parasimpático. Son homeostáticos.

  • Los cambios somáticos (en el cuerpo) no son antecedentes causales, sino que son cambios homeostáticos que preparan al organismo para enfrentarse a situaciones de peligro.

La teoría de Cannon-Bard, propone un modelo neurofisiológico sobre la conducta cerebral de las Cannon- sobre emociones. Esta teoría da lugar a la investigación neurológica en el estudio de las emociones ya que propone que existen centros específicos en el SNC responsables de la experiencia emocional. Propone que:

  • La activación que ocurre en la emoción se inicia con la incidencia de un estimulo ambiental sobre los receptores.

  • Estos transmiten la estimulación ambiental a la corteza, a través del tálamo.

  • Esta estimula nuevamente el tálamo.

  • El tálamo manda impulsos a la corteza, que originara la experiencia cualitativa emocional, y al SN periférico que pondrá en marcha la energía necesaria para la acción.

Activación unidimensional

El concepto de activación general inespecífica surge a mediados del siglo XX como consecuencia de los siguientes hechos: los estudios de Cannon sobre el papel del SNA en estados emocionales, la teoría del impulso de Hull, y el desarrollo de técnicas electroencefalograficas.

Elizabeth Duffy, influida por las ideas de Cannon propone que el registro de los cambios fisiológicos periféricos, permiten medir el nivel de activación, reflejando los diferentes niveles de “movilización de energía”.

Propone el concepto de activación periférica o arousal, defiende que existe una única dimensión de activación dentro de un continuo que va desde el sueño a la excitación extrema, que se manifiesta a través de indicadores somáticos, autonómicos y corticales. El grado de activación estaría relacionado con la disposición a la acción y no con la conducta manifiesta.

Duffy considera la emoción como estados en los que la activación es excepcionalmente alta donde la conducta se dirige hacia algo (excitación) o excepcionalmente baja donde la conducta se aleja de algo (depresión). Vincula el incremento en la activación a un aumento unilateral en varios sistemas (SN central, SN autónomo y SN somático).

Lindsley propone que la activación es sinónimo de desincronización cortical. Oscilando desde los valores mínimos de la fase IV de sueño, hasta los niveles máximos que se dan en ciertos estados de excitación máxima en estado de vigilia. La formación reticular es la encargada de mantener la activación cortical en niveles óptimos en cada estado.

Hebb añade a las ideas de Lindsley en elemento para explicar por qué niveles altos de activación producen descenso de rendimiento (Teoría de Yerkes y Dodson) y es la propiedad informativa del estimulo, que podría verse alterada en caso de excesiva activación, provocando un bombardeo de información no relevante.

Todos los teóricos coinciden en que la activación es: inespecífica, unidimensional, y unidireccional.

Activación multidimensional

Los modelos específicos de activación cuestionan el concepto unitario de activación.

Lacey acepta un arousal somático y uno conductual que pueden estar disociados, En algunos casos los indicadores de activación pueden correlacionar poco (fraccionamiento direccional) y en otras situaciones puede haber mismo patrón de reactividad psicofisiologica (especifidad estimular o estereotipia situacional). Lacey observa en algunas situaciones experimentales respuestas concomitantes y en otras respuestas disociadas.

A partir de sus trabajos, se intentan resolver las dificultades del concepto de unidimensionalidad de la activación y varios autores proponen modelos multidimensionales.

Eysenck propone dos sistemas diferentes de activación,

  • Uno relacionado con los aspectos energéticos de la conducta. Es un sistema de activación fisiológico de tipo emocional vinculado a las estructuras límbicas del cerebro.

  • Y otro relacionado con los aspectos direccionales. Es un sistema de activación fisiológico cortical vinculado al sistema activador reticular.

Gray propone un modelo basado en estudios sobre aprendizaje animal. Propone que el sistema nervioso de los mamíferos está compuesto por tres sistemas de activación. Cada uno está vinculado con respuestas discretas a los acontecimientos reforzantes, mediados por estructuras cerebrales diferentes, y procesando diferente información. Esos son:

  • Sistema de aproximación conductual (BAS): es un sistema de feedback negativo asociado al reforzamiento y al cese del castigo.

  • Sistema de inhibición conductual (BIS): activado por estímulos condicionados al castigo, al cese de refuerzos, o a estímulos novedosos.

  • Sistema de lucha – huida (SLH): responde a EC ́s y EI ́s aversivos. Al igual que el BIS responde a la secuencia de parar, mirar, escuchar, y prepararse para la acción.

ACTIVACION UNIDIMENSIONAL

  • Basada en Cannon Cannon.
  • Las emociones anteceden la conducta.

  • Los cambios corporales son iguales para todas las emociones.

  • Duffy: hay una única dimensión de activación dentro de un continuo desde fase sueño hasta excitación extrema.

  • Lindsley: la activación es sinónimo de desincronización cortical.

  • Hebb: añade propiedad informativa del estimulo

ACTIVACION MULTIDIMENSIONAL

  • Basada en Teoría de James-Lange.
  • James- Las emociones son consecuencia de cambios fisiológicos.

  • Existe patrón fisiológico específico para cada emoción.

  • Lacey observa en sus experimentos indicadores de activación que correlacionan poco en algunas situaciones, y el caso contrario en otras situaciones.

  • Eysenck propone dos sistemas de activación: uno relacionado con asp. energizantes y otro con asp. direccional de la conducta.

  • Gray propone tres sistemas de activación: sistema de aprox. conductual, sistema de inhibición conductual y sistema de lucha.huida.

La regulación de la activación

La homeostasis: cada vez que el equilibrio se ve amenazado por circunstancias ambientales o factores internos, se desencadena inmediatamente una acción correctora necesaria para devolver el equilibrio perdido. Cannon propuso una teoría local, según la cual citaba el origen de las sensaciones displacenteras por la estimulación de puntos periféricos (sed: sequedad en la boca). La evidencia experimental en contra de esta teoría, dirigió la atención a mecanismos centrales. Duffy afirma que una persona se enfrenta a un entorno constantemente cambiante, esto genera constantes cambios en su nivel de activación para poder adaptarse a las demandas medio, que cuando terminan, hace que la activación del organismo regrese a los valores previos mediante mecanismos de retroalimentación negativos. La homeostasis no anticipa, sino que restaura el equilibrio supuestamente perdido.

El estrés: es un proceso que se activa cuando se percibe algún cambio en las condiciones ambientales, y su función es preparar al organismo para dar la respuesta adecuada a tales cambios. Carece de tono afectado, no es una emoción pero está íntimamente relacionado. Según Cannon es el SN simpático el que prepara al organismo para soportar el estrés. Seyle profundiza mas y define el Síndrome General de Adaptación que son tres sistemas que se coordinan para responder:

  1. Fase 1: Reacción de alarma.

    • Reacción de alarma

    • En una primera fase de choque disminuye la resistencia del organismo y luego se empieza a movilizar, fase de contra- choque.

    • Se activa el eje neural y el eje neuro-endocrino, este último hace que la medula suprarrenal libere noradrenalina y adrenalina hacia la sangre.

  2. Fase 2: Estado de resistencia: cuando la situación estresante se mantiene en el tiempo.

    • Se activa el eje endocrino que se divide en 4 ejes siendo el más importante el eje hipofiso-cortico-suprarrenal.

  3. Fase 3: Agotamiento: cuando la situación se prolonga demasiado o es demasiado intensa.

    • Se pierde el seudo-equilibrio conseguido en la fase anterior, y se produce el agotamiento porque el organismo ya no tiene reservas para seguir manteniendo esos niveles de activación.

El estrés surge ante situaciones ambiguas o desbordantes. Primero se movilizan recursos adicionales para ver si se trata de una falsa alarma. Su principal efecto es prevenir las consecuencias emocionales negativas. Por esto, la consecuencia hormonal es excitar la amígdala que se verá facilitada para responder emocionalmente y formar recuerdos emocionales no conscientes, y se inhibe el hipocampo lo que impide la formación de recuerdos conscientes de ese mismo acontecimiento.

La activación de la amígdala además influye en el procesamiento de información en la corteza desde los primeros estadios en adelante, cosa que no ocurre en situaciones normales.

El estrés por último, activa emociones anticipativas que anticipan las condiciones que requieren una actuación adaptativa.

La alostasis: este término fue acuñado por Sterling y Eyer, y se refiere a dos aspectos de la alostasis regulación fisiológica: que los parámetros fisiológicos varían y que la variación anticipa las demandas. Es un modelo alternativo de regulación y la alostasis se es la estabilidad a través del cambio. La finalidad de la regulación fisiológica no es mantener unos parámetros constantes, sino la supervivencia y reproducción. En este caso, los mecanismos que controlan los cambios en la actividad fisiológica predicen qué nivel será el necesario (no hay un nivel óptimo) basándose en la retroalimentación local y en la anticipación de las demandas que requerirán, según sea el caso, un determinado nivel de activación.

Este mecanismo se basa en que el organismo está diseñado para ser eficaz, para lo cual precisa intercambios recíprocos y predecir lo que será necesario. La predicción requiere que cada sensor adapte su sensibilidad para el rango esperado de entrada y que cada efector adapte su salida para el rango esperado de demanda. La regulación predictiva depende de comportamientos cuyos mecanismos neurales también se adaptan.

Las predicciones están basadas en la historia evolutiva. La regulación fisiológica depende de multitud de mecanismos y son los procesos emocionales los que en función de la anticipación de la respuesta necesaria, anticipan las necesidades de activación fisiológica.

Definición de Emoción

Categorías en las que se pueden agrupar las diferentes formas de conceptualizar la emoción:

  • Afectiva: Importancia a aspectos subjetivos, sentimientos, percepción del nivel de activación fisiológica y dimensión hedónica.

  • Cognitiva: Importancia a aspectos perceptivos, valoración situacional, y catalogación de emociones.

  • Estímulos elicitadores: importancia de estimulación externa como desencadenante de emociones.

  • Fisiológica: vinculación y dependencia de procesos emocionales con mecanismos fisiológicos.

  • Conceptualización emocional/expresiva: importancia a la dimensión expresiva, gestos, respuestas observables.

  • Disruptiva: emoción como proceso disruptivo (que produce ruptura), hace referencia a aquellas definiciones que han señalado como desorganizadores a todo el cortejo de síntomas de índole somático vegetativo que acompañan a la emoción. Como si estos síntomas vegetativos alterasen al individuo.

  • Adaptativa: importancia del papel organizador y funcional de la emoción.

  • Multifactorial: categoría en la que hay mayor numero. Subraya la multidimensionalidad del proceso emocional y los numerosos fenómenos que lo determinan.

  • Conceptualización restrictiva: define la emoción por contrastación y diferenciación con otros procesos psicológicos.

  • Motivacional: plantea el solapamiento que existe entre las emociones y la motivación.

  • Escéptica: cuestiona la importancia y utilidad del concepto de emoción.

Las emociones son un proceso que implica:

  • una serie de condiciones desencadenantes (estímulos relevantes),

  • la existencia de experiencias subjetivas o sentimientos (interpretación subjetiva),

  • diversos niveles de procesamiento cognitivo (procesos valorativos),

  • cambios fisiológicos (activación),

  • patrones expresivos de comunicación (expresión emocional),

  • que tienen unos efectos motivadores (movilización para la acción),

  • y una finalidad (adaptación al entorno).

Orientación conductual en el estudio de la emoción

Las aportaciones de esta orientación son escasas. No estudian conceptos cognitivos y biológicos. Lo que interesa son las leyes de la conducta emocional y sus importantes aportaciones en cuanto a técnicas de modificación de conducta.

Consideran que el proceso emocional se basa en el propio proceso de aprendizaje. Las emociones se encuentran en las respuestas emocionales incondicionadas, que a través del aprendizaje transmiten sus propiedades afectivas.

La conducta emocional es el conjunto de respuestas motoras y fisiológicas que se pueden condicionar por nuevos estímulos, al igual que cualquier otra respuesta, a través de un procedimiento de condicionamiento clásico.

Los modelos neoconductistas comienzan a estudiar las respuestas cognitivas emocionales como respuestas encubiertas (no observables) que se pueden condicionar del a misma forma que las respuestas abiertas (observables).

El primer modelo que explica la emoción humana como resultado de un condicionamiento clásico, apareció con el experimento de Watson con el pequeño Albert.

Mowrer dice que la ansiedad podría actuar como impulso cuya reducción serviría de recompensa. La ansiedad es la forma condicionada de la reacción al dolor, tiene la función de motivar y reforzar la conducta que tiende a evitar la repetición del EI que produjo el dolor.

Mowrer explica la conducta fóbica con el modelo de dos factores:

  1. Por CC, un EN se transforma en EC llegando a producir una RC emocional negativa.

  2. EC se convierte en estimulo discriminante ED, de la respuesta de evitación que pone fin a la RC emocional negativa, lo cual resulta reforzante.

El modelo podría explicar muchas fobias, pero hay problemas cuando no existe un suceso traumático, y cuando no se extingue la fobia a pesar de que ya no se asocian EC y EI, Los modelos neoconductistas incluyen variables no observables (cognitivas) que no aceptaba el neoconductistas (cognitivas) conductismo radical y explica la no extinción sosteniendo que no es que el estimulo llegue a ser aversivo, sino que los individuos aprendieron a anticipar las consecuencias aversivas.

Por condicionamiento instrumental, se puede reforzar la desaparición de la respuesta de miedo, sin embargo, si al sujeto se le impide dar la respuesta de evitación, el sujeto se agita muchísimo. Por tanto, no es suficiente para explicar el fenómeno.

Una posible explicación podría ser que con condicionamiento instrumental se complete el condicionamiento clásico en la explicación del aprendizaje emocional, ya que el primero por reforzamiento, modifica las respuestas musculo esqueléticas, y las autonómicas.

Las fobias también se pueden adquirir por aprendizaje vicario, o incluso por instrucciones verbales en ausencia de observación de un modelo.

Eysenck pretende explicar la no extinción de la fobia, remodelando la ley de la extinción en el CC: la presentación del EC aislado puede provocar que pierda fuerza o que la gane, esto dependerá del tipo de RC, de si tiene propiedades motivacionales o no. Si el EC provoca una RC motivacional, la sola presentación del EC genera una mayor RC y no su extinción.

Con el tiempo, se fueron añadiendo cada vez más componentes cognitivos, por ejemplo, Bandura Bandu señala que para que haya aprendizaje emocional debe haber conciencia de la relación entre estímulos y además el sujeto debe autoactivarse mediante procesos cognitivos.

La pretensión de explicar la conducta emocional, como cualquier otra conducta en base a teorías de aprendizaje, se ha encontrado con muchas limitaciones, y con el problema de que la conducta emocional podría presentar peculiaridades añadidas. A su favor, encontramos la contrastación empírica de sus postulados y el desarrollo de técnicas eficaces de tratamiento.

ORIENTACION CONDUCTISTA

  • WATSON: primer modelo que explica la emoción a través de condicionamiento clásico.

  • MOWRER: Conducta fóbica= modelo de los dos factores. 1o CC. 2o EC se convierte en ED de la respuesta de evitación que pone fin a la RC emocional negativa.

  • NEOCONDUCTISTAS: agregan variables no observables (cognitivas). El individuo aprende a anticipar las consecuencias aversivas.

  • EYSENCK: explica la no extinción de la fobia reformulando la ley de extinción de CC. El EC aisaldo puede ganar o perder fuerza, dependiendo de las propiedades motivacionales de la RC.

  • BANDURA: para que haya aprendizaje emocional debe haber conciencia de la relacion entre estimulos, y autoactivacion del sujeto mediante procesos cognitivos.

Orientación biológica

Esta orientación se basa en los trabajos pioneros de Darwin y W. James. Darwin aporto dos ideas importantes que son: sus ideas sobre la continuidad evolutiva de los patrones de expresión emocional continuidad desde especies inferiores al hombre; y su idea de que se puede diferenciar un grupo de emociones básicas.

W. James plantea que la experiencia emocional subjetiva deviene de la percepción consciente de cambios cambios corporales ante determinadas situaciones.

La neurociencia afectiva se encarga de delimitar los fenómenos emocionales y analizar los elementos diferenciadores del proceso, y establecer los circuitos cerebrales asociados. Trata de descomponer el proceso afectivo, en elementos más simples, para que puedan ser estudiados en términos neurales.

El punto de inicio se da con Cannon y su teoría sobre la existencia de centros específicos del SNC responsables de la experiencia emocional.

James Papez expone una de las teorías más influyentes sobre cerebro emocional después de observar las consecuencias de lesiones cerebrales. Diferencia dos aspectos de la emoción:

Canal de pensamiento: el estimulo sensorial se transmite a través del tálamo, hacia zonas laterales del neocortex, donde las sensaciones se convierten percepciones, pensamientos y recuerdos.

Canal de sentimiento: el estimulo sensorial se dirige al tálamo, de ahí al hipotálamo, luego al tálamo anterior, de ahí al cortex cingulado del que depende la experiencia emocional, volviendo al hipotálamo a través del hipocampo.

Klüver y Busy, observando los efectos de las lesiones en los lóbulos temporales de los monos, definen el síndrome de “ceguera psíquica”, según el cual observan que los monos lesionados eran dóciles en objetos psíquica”, a” antes temidos, no percibían el significado de muchos objetos intentándolos ingerir, e intentaban copular con monos de su mismo sexo o con otras especies.

Mc Lean, inspirándose en los autores anteriores, propone una teoría general del cerebro emocional, en la que propone que lóbulo límbico, y determinadas estructuras subcorticales relacionadas, constituyen el cerebro visceral y es donde se concentran las sensaciones del exterior con las sensaciones viscerales (concretamente en el hipocampo, equivalente de corteza cingulada para Papez).

Tres años después introduce el concepto de sistema límbico, en el que incluye las estructuras cerebrales de Papez Sugiere que este sistema evoluciono para ocuparse de las funciones viscerales y constituye la base del aspecto emocional y visceral del individuo. Actualmente estas ideas no están vigentes.

ORIENTACION BIOLOGICA.

  • CANNON: existen centros específicos del SNC responsables de la experiencia emocional.

  • PAPEZ: distingue dos aspectos de la emoción: el canal de pensamiento y el canal de sentimiento.

  • KLÜVER Y BUSY: ceguera psíquica: una lesión en lobulos temporales implica que el animal se vuelva dócil, no perciba significado de algunos objetos, y tenga una conducta sexual errónea.

  • MC LEAN: el cerebro límbico y determinadas estructuras subcorticales constituyen el cerebro visceral, y es donde se concentran las sensaciones del exterior y las viscerales. Mas tarde, lo llama sistema límbico agregando las estructuras de Papez.

La amígdala interviene en el condicionamiento del miedo y en el control de respuestas de defensa. La defensa información que llega directamente desde el tálamo es suficiente para que se forme asociación EC-EI y se produzca el condicionamiento del miedo. La información sensorial llega a la amígdala, a su núcleo lateral, por dos vías: desde los sistemas corticales de procesamiento perceptivo y desde vías que salen del tálamo. Una vez en el NL, es procesada por los diferentes núcleos amigdalianos, para llegar al núcleo central. En el NC, a través de sus conexiones con el hipotálamo y el tronco cerebral, se forman las respuestas conductuales y fisiológicas características del miedo.

El significado emocional del EC está determinado por el sonido y el contexto, y esto lo tiene que aprender la rata. El hipocampo se encargara de integrar los estímulos del contexto y enviar el resultado hacia la encargara amígdala. Una lesión en la amígdala provoca que el animal no responda ni al tono ni al contexto. Y una lesión en el hipocampo provoca que no se responda ante el contexto.

La magnitud de la activación de la amígdala en la adquisición del miedo está relacionada con la fuerza de la respuesta de miedo. Si un EC se presenta subliminalmente también se activa la amígdala y otros núcleos subcorticales, esto confirma la doble vía por la que llega la información.

La amígdala desempeña un importante papel en los procesos de aprendizaje emocional implícito. Es responsable del establecimiento de asociaciones con contenido afectivo e interviene en la memoria emocional. El hipocampo es necesario para el establecimiento de memoria declarativas o explicitas, para la adquisición de información explicita, consciente y verbalizable acerca de la relación entre estímulos. Ambos intervienen en la representación de propiedades aversivas de un evento: emocional-implícita, y declarativa- explicita. Los experimentos con lesiones sobre estas estructuras demostraron lo siguiente:

  • Lesión en amígdala  -->  no se aprende RC (memoria emocional implícita) pero se puede informar de la secuencia en que se presenta EC y EI (memoria explicita)

  • Lesión en hipocampo  -->  hay RC pero no hay recuerdo explicito de lo ocurrido.

  • Lesión en ambos  -->  no tiene lugar ninguno de los dos procesos.

La amígdala también desempeña un importante papel en la evaluación afectiva de estímulos relacionados relacionados con amenaza o peligro. Está involucrada en el reconocimiento de señales negativas, incluso participa en el procesamiento no consciente estímulos emocionales, alertándonos y permitiéndonos responder eficazmente ante cualquier amenaza. Una lesión completa en la amígdala, provoca que no se puedan reconocer las expresiones de miedo, ni evaluar la intensidad de la emoción a través de las expresiones faciales.

AMIGDALA:

  • Interviene en el condicionamiento del miedo y en el control de respuestas de defensa.

  • El significado emocional de un EC esta determinado por el sonido y el contexto en el que se presenta. El hipocampo integra estimulos del contexto y los envía a la amígdala. Una lesión en el hipocampo hara que no se responda ante el contexto y una lesión en la amígdala hara que no se responda ni al contexto ni al sonido.

  • Es responsable de establecer asociaciones con contenido afectivo. Interviene en la memoria emocional-implicita. Y el hipocampo en la memoria explicita-declarativa. Una lesión en la amígdala provoca que no haya aprendizaje de la RC pero sí se recuerde la secuencia en la que se presenta EC y EI. Una lesión en el hipocampo, hara que se aprende la RC pero no se tenga recuerdo explicito de lo ocurrdio.

  • Reconoce señales negativas, evalua estimulos relacionados con amenazas o peligro.

La respuesta de la amígdala puede ser tan rápida y eficaz, pero no ser siempre adaptativa, ya que las emociones dependen de más factores relacionados con nuestras capacidades cognitivas, y no solo de la respuesta inmediata del organismo. El cortex prefrontal tiene un papel muy importante en el circuito neuronal responsable de afectos positivos y negativos. Tiene un efecto modulador sobre la actividad amigdaliana. Supervisa la respuesta emocional primaria, para que se ajuste a la situación particular y sea adaptativa. Comprende tres áreas: dorsolateral, orbitofrontal (COF) y ventromedial (CVM), siendo estas dos últimas las que están especialmente implicadas en el procesamiento emocional.

El COF está implicado en el aprendizaje del valor emocional y motivacional de estímulos, ya que está involucrado en respuestas emocionales que implican aprendizaje de refuerzos. Junto con la amígdala aprende relaciones entre nuevos estímulos y reforzadores primarios, activándose siempre que los primeros se presentan y desaparece esta activación cuando el estimulo deja de ser recompensante, inhibiendo a otras zonas cerebrales. Una lesión provoca que las neuronas subcorticales continúen disparándose, sin atender a los cambios en el valor emocional del estimulo no siendo capaz de cambiar de conducta. Es un depósito de representaciones afectivas de los estímulos externos y las contingencias asociadas a ellos.

El COF y el CVM desempeñan una función clave en la regulación de los patrones de conducta. Lesiones en ambos, provocan desinhibición, impulsividad, y comportamiento social inapropiado. Un daño temprano en las regiones corticales impide un desarrollo normal de conductas sociales y afectivas dando lugar a comportamientos sociopsicopaticos.

Las emociones juegan un papel crítico en el razonamiento, planificación de la conducta y toma de decisiones.

Damasio presento la hipótesis del marcador somático, en la que propone que los estados emocionales elicitados por experiencias pasadas de recompensa o castigo guían los procesos de toma de decisiones de un modo adaptativo para el organismo. La situación quedaría “marcada somáticamente” como agradable o desagradable y esto marcaria el curso de acción a la hora de tomar decisiones. La persona tiene una sensación o intuición acerca de cómo actuar. El COF y el CVM se encargan de asociar situaciones determinadas, con las emociones que nos generaron las consecuencias de acciones pasadas. Una lesión en estas zonas impide aprender de la experiencia, ya que el análisis de consecuencias antes de la acción no suceder. (Experimento Univ. De Iowa, tarea de apuestas, pág. 59).

CORTEX PREFRONTAL:

  • Esta compuesto por tres areas: dorsolateral, orbitofacial (COF), y ventromedial (CVM).

  • Modula la actividad amigdaliana.

  • COF: implicado en el aprendizaje emocional y motivacional de estimulos. Aprende junto con la amígdala las relaciones entre estimulos y reforzadores. La conducta va cambiando en función de la identificación que va haciendo del valor emocional del estimulo.

  • COF y CVM: intervienen en la regulación de patrones de conducta. Una lesión implica comportamiento social inapropiado.

La corteza cingulada anterior (CCA) integra información visceral, atencional y emocional, y está involucrada en la expresión de la emoción.

En la sección más anterior se encuentra la sección afectiva que desempeña una función importante en el control de la activación del SNA asociada a acontecimientos emocionales. Esta sección es crucial para la evaluación de situaciones de discrepancia entre el estado funcional del organismo y la recepción de información con consecuencias potencialmente relevantes a nivel motivacional y emocional.

En la sección más posterior, se encuentra la sección cognitiva, que desempeña un papel relevante en la selección de la respuesta y en el procesamiento cognitivo de las demandas de información ante tareas que resultan ambiguas.

CORTEX CINGULADO ANTERIOR (CCA):

  • Integra la información visceral, atencional y emocional. Esta involucrado conla expresión de la emoción. La sección afectiva esta en la zona anterior, y controla la activación del SNA asociada a acontecimientos emocionales. La sección cognitiva esta en la parte posterior y esta implicada en la selección de la respuesta.

Orientación cognitiva

La actividad cognitiva no está segregada de nuestras emociones.

A la pregunta de cuáles son los prerrequisitos cognitivos mínimos para que se produzca una emoción hay dos visiones.

Si se considera el termino cognitivo como un procesamiento activo de la información, la mayor parte de las emociones requieren algún tipo de procesamiento. Las emociones son desencadenadas por algún tipo especial de actividad cognitiva cuya función es evaluar los acontecimientos externos en términos de su relevancia personal. La emoción es resultado de patrones evaluativos fruto de procesamiento cognitivo consciente o inconsciente en presencia de un estimulo relevante.

Si el termino cognitivo se restringe a la percepción consciente, los procesos evaluativos como antecedente fundamental de las emociones no implican necesariamente percepción consciente, siendo algunos procesos automáticos y no conscientes.

Con el trabajo de Gregorio Marañon, comienzan a surgir las teorías que sostienen que la activación fisiológica es necesaria pero no suficiente para que se produzca una emoción. También es necesaria una valoración del estado de activación y del contexto en el que se produce. Su investigación se baso en inyectar adrenalina a los participantes, quienes manifestaron experimentar emociones “vegetativas” o “frías”, se sentían como si sintieran la emoción, pero no las calificaban de verdaderas emociones. Estos resultados alertaron sobre la importancia de los factores cognitivos en la experiencia emocional. De este trabajo se derivan las siguientes implicaciones:

  • Que se pueden disociarse los componentes fisiológico y subjetivo de la emoción.

  • Que la adrenalina induce un estado afectivo, pero que es necesario la presencia de elementos cognitivos que permitan explicar la activación fisiológica.

  • Que no puede haber emoción sin activación fisiológica, ni emoción sin componente cognitivo.

  • Que el estado emocional es fruto de la interacción de ambos.

Schachter y Singer formularon la teoría bifactorial de la emoción que defiende que la activación fisiológica es necesaria para que se produzca emoción, pero que la percepción de la activación no es suficiente. La activación determina la intensidad de la emoción, y la interpretación que se hace sobre ella, determina su cualidad. La activación por sí misma es inespecífica, por eso es necesario el elemento evaluativo-cognitivo.

Sus ideas han tenido gran influencia.

Mandler con su teoría de la evaluación-discrepancia, coincide con Schachter y Singer. Afirma que el evaluación- proceso emocional se inicia con la interrupción cognitiva (desconfirmacion de una expectativa u obstaculización de una acción en curso). Se produce una discrepancia entre pensamiento y acción ante un conflicto. Esto produce una activación indiferenciada del SNA, y el proceso de evaluación cognitiva que sucede a continuación determinara la calidad de la emoción resultante. Las emociones se asocian a reorganizaciones del sistema cognitivo a partir de un conflicto.

Con estas teorías se entendía que la interpretación de la activación fisiológica determinaba la cualidad emocional y la magnitud de la activación determinaba la intensidad emocional.

Luego surgen las teorías cognitivas de la valoración (appraisal) que plantean que la valoración por parte del sujeto de diversos aspectos del ambiente seria un elemento clave del proceso emocional que permitiría entender qué hace a una emoción diferente de la otra, y por qué se dan diferentes respuestas individuales ante idénticas situaciones.

Arnold fue la primera autora en proponer la primacía de los procesos valorativos en la aparición de la emoción. El sujeto realiza valoraciones del entorno, que lo aproximan a lo agradable y lo alejan de lo desagradable, y que complementan los procesos perceptivos. Utiliza el término apreciación para designar el juicio evaluativo directo e inmediato sobre un objeto. La emoción parece incluid no solo la apreciación sino también un poder de atracción. La valoración situacional es anterior a la activación fisiológica y posterior emoción. La emoción es posible tras la percepción y la evaluación estimular.

Hay cuatro grupos de aproximaciones teóricas en cuanto a la naturaleza y tipo de valoración:

  1. Criterios: las personas usamos un conjunto fijo de criterios para evaluar el significado de los acontecimientos: las características intrínsecas del objeto, el significado que tiene el acontecimiento para las metas de la persona, la habilidad de la persona para hacer frente a las consecuencias del acontecimiento, y la compatibilidad del acontecimiento con los valores personales y sociales.

  2. Atribuciones: Weiner como autor más relevante de esta perspectiva, enfatizo la naturaleza motivacional de la emoción, y que ciertas emociones pueden distinguirse en función de las atribuciones de responsabilidad sobre el acontecimiento que elicita la emoción (internas o externas).

  3. Temas: cada emoción se caracteriza por un significado específico que deriva de la configuración de los distintos componentes moleculares de la valoración y constituyen los núcleos temáticos relacionados con cada emoción.

  4. Significado: son teorías interesadas en identificar qué representaciones cognitivas diferencian una emoción de otra. Parten del supuesto de que las emociones surgen como resultado de la manera en que las situaciones que las originan, son elaboradas por el sujeto que las experimenta.

Richard Lazarus desarrollo la teoría sobre la valoración cognitiva, el estrés y la emoción, donde propone un modelo cognitivo en el que atribuye las diferencias individuales en la respuesta al estrés, a la mediación de diversos procesos psicológicos, que explican la continua interaccion sujeto-entorno. Estos procesos son la valoración cognitiva y el afrontamiento.

La valoración cognitiva es aquel proceso que determina las consecuencias que un acontecimiento dado, provoca en un individuo; ésta interpretación subjetiva de un acontecimiento es el principal determinante de la emoción.

Lazarus propone la teoría cognitivo-motivacional-relacional de las emociones que supone que las emociones cognitivo-motivacional- se diferencian en función de patrones caracteristicos de procesos de valoración cognitiva. La valoración primaria determina la relevancia personal de los acontecimientos. Se compone de la relevancia de la meta, la congruencia o incongruencia de la meta y la implicación del yo. Este ultimo es fundamental para determinar las diferentes emociones. Pone en relacion la situación evaluada con los compromisos y valores que son importantes en la identificación de uno mismo.

La valoración secundaria media en la respuesta emocional de acuerdo a las opciones de afrontamiento que la persona cree que tiene frente a la situación. Esta compuesta por la adjudicación de culpa o merito, el potencial de afrontamiento, y las expectativas futuras.

Lazarus además propone un nivel de análisis superior, molar, afirmando que a partir de los procesos de nivel valoración, se construye un significado especifico para cada emoción que resume el significado personal de la situación emocional y constituye los temas relacionales nucleares para cada emoción.

Scherer parte del supuesto de que las emociones forman parte de los mecanismos de un continuo filogenético que facilitaran la adaptación a los cambios producidos por el ambiente. Las emociones son un proceso dinamico, complejo y multicomponencial, para comprenderlas es necesario conocer los cambios que suceden en cada uno de sus componentes (cognitivo, neurofisiológico, motivacional, expresivo- instrumental, y de sentimiento) los cuales están vinculados a diferentes sistemas organicos y su intervención en conjunto explicaría el proceso emocional.

Su modelo de chequeos secuenciales para la diferenciación de emociones pretende explicar como los distintos episodios emocionales son resultado de una secuencia de chequeos de evaluación de estimulos específicos que implica la organización de distintos sistemas organicos. Los componentes de este proceso evaluativo son:

  • Subsistema de procesamiento de la información: es un componente cognitivo vinculado al procesamiento de información, determina la probabilidad de ocurrencia y la novedad de un estimulo. Compara constantemente las señales de entrada con las señales de retroalimentación internas para valorar si se producen cambios significativos para el organismo. Para ello participa el SNC evaluando los eventos, objetos y situaciones que se presentan. Subsistema de soporte: es un componente neurofisiológico que valora si la estimulación es placentera o displacentera a través de eferencias periféricas que cumplen la función de regulación homeostática. Involucra al SNC, SNA, y SN neuroendocrino.

  • Subsistema ejecutivo: es un componente motivacional que se encarga de preparar, decidir y dirigir las acciones y mediar entre motivos y planes conflictivos. Esta vinculado al SNC.

  • Subsistema de acción: es un componente expresivo-instrumental, esta al servicio de la expresión y de la ejecución de acciones voluntarias. Informa sobre la reacción y las intenciones conductuales. Implica al SN somatico.

  • Subsistema de monitorización: es un componente de sentimiento subjetivo, determina cuándo un • acontecimiento es conforma a las normas sociales, culturales, o con el significado esperado por los otros, asi como su consistencia con normas internas y estándares del yo-ideal. Monitoriza el estado interno del organismo y las interacciones constantes que éste mantiene con el ambiente.

La emoción se define como un acontecimiento de cambios interrelacionados y sincronizados de los 5 subsistemas del organismo activados en respuesta a la evaluación de un evento interno o externo relevante al organismo. El antecedente que pone en marcha el proceso emocional es un cambio en las relevante condiciones estimulares.

El componente cognitivo implica 4 estadios en valoración de una situacion: detectar la relevancia que tiene un evento (implica a la atención, memoria, o motivación), evaluar las consecuencias que acarrea (interviene la memoria, motivación y razonamiento), determinar el potencial de afrontamiento del que se dispone (interviene el razonamiento y el autoconcepto), y evaluar el significado personal (razonamiento y autoconcepto).

Los estimulos se evalúan de forma jerarquica y secuencial siguiendo un curso temporal, siendo el resultado final de esta evaluación lo que determine la cualidad e intensidad de la emoción.

  1. Un estimulo activa el reflejo de orientación y focaliza la atención. Es un proceso automatico de evaluacion muy rápida, no interviene el cortex cerebral y aparecen emociones poco diferenciadas.

  2. Se pone en marcha un proceso evaluativo pre-cognitivo, que analiza el carácter placentero o displacentero del estimulo. Aparecen emociones relacionadas con la aversión o atracción.

  3. El sujeto evalua la capacidad de control sobre la situación y aparecen emociones mas complejas.

  4. Se produce una pugna con las normas sociales, y los aspectos de la autoimagen, aparecen emociones secundarias y mas complejas.

Inteligencia emocional

Daniel Goleman en su libro Inteligencia Emocional, propone que necesitamos una nueva visión del estudio de la inteligencia humana mas alla de los aspectos cognitivos e intelectuales, que resalte la importancia del uso y gestión del mundo emocional y social para comprender la marcha de la vida de las personas. Afirma que existen habilidades mas importantes que la inteligencia academica a la hora de alcanzar un mayor bienestar laboral, academino social y personal. Hay gran discrepancia sobre cuales son estas habilidades.

bienestar La inteligencia emocional es un desarrollo sobre cómo utilizar óptima y adaptativamente las emociones.

Se entiende que es la habilidad para percibir, valorar, y expresar las emociones adecuada y valorar, adaptativamente, es la habilidad de comprender las emociones, el uso de los recursos emocionales, y la habilidad de regular las emociones en uno mismo y en los demás.

Si se consigue un alta inteligencia emocional, tendremos una estructura de pensamiento mas flexible, adaptando el pensamiento a las diferentes situaciones, nos aceptaremos a nosotros mismos y a los demás, estableceremos relaciones gratificantes y estableceremos el beneficio de la duda.

Hay cuatro habilidades básicas fundamentales:

  1. Percepción de las emociones: incluye identificar las emociones en los estados subjetivos propios, en otras personas, ser precisios en la expresión de emociones, y discrimar entre sentimientos, emociones sinceras y no sinceras.

  2. Facilitación emocional: es la habilidad para generar, usar y sentir las emociones como necesarias en la comunicación y procesos cognitivos. Implica redireccionar y priorizar el pensamiento basado en sentimientos, usar las emociones para facilitar la toma de decisiones, la solución de problemas y la creatividad, capitalizar los sentimientos para tomar ventajas de las perspectivas que ofrecen.

  3. Comprensión emocional: implica comprensión sobre cómo se relacionan las diferentes emociones, comprensión sobre sus causas y consecuencias, sobre las transiciones entre emociones, e interpretación de sentimientos complejos.

  4. Regulación emocional: incluye la apertura tanto a sentimientos agradables como desagradables, conducción y expresión de emociones, implicación o desvinculación de los estados emocionales, dirección de emociones en otras personas.