04. Percepción social y atribución

Introducción

Atribución: explicación o inferencia sobre las causas de la conducta, o de sus resultados, ya sea de otras personas (heteroatribución)  o de uno mismo (autoatribución).

Weiner (1980): Las teorías de la atribución se plantean 3 preguntas:

  • ¿Cuáles son las causas percibidas de un hecho?

  • ¿Qué información se tiene en cuenta en la búsqueda de las explicaciones de los acontecimientos?

  • ¿Qué consecuencias tiene la atribución causal?

En los procesos atributivos la causa es inferida por el que realiza el análisis causal.

Hewstone (1989): revisa la literatura en busca de procesos de atribución causal en función de los niveles o dominios de análisis.

La atribución es social si se considera que:

  • Su origen reside en la información social y es influida por la interacción social.

  • Su objeto es un acontecimiento social.

  • Es compartida por los grupos o sociedades.

Cuándo hacemos atribuciones?

Las atribuciones no ocurren siempre, hay situaciones más propicias para que se den:

  • Acontecimientos inesperados.

  • Objetivos no logrados.

  • Fallos en comparación en los aciertos.

  • Acontecimientos negativos (a veces éxitos)

Hewston (1989) añade a la lista:

  • Falta de control.

  • Estado de ánimo.

  • Sentimientos en general.

Porqué hacemos atribuciones?

Kelley y Michela (1980): defienden que las motivaciones de:

  • Creer en un control efectivo.

  • Autoensalzamiento y

  • dar una imagen positiva de uno mismo.

Coinciden con las funciones que se asocian a la atribución (Forsyth, Hewstone y Worthman):

  • Función de control.

  • Función de autoestima.

  • Función de autopresentación.

Cómo se procesan la atribuciones? - Teorías clásicas de la atribución

Kelley y Michela estudiaron la atribución dividiéndola en 2 grupos:
  1. Las Teorías de la atribución, centradas en la influencia que la información, las creencias y la motivación tienen en el proceso de inferencia causal.

    • Analizan cómo manipulando las variables independientes se llega a la percepción de ciertas causas sobre la acción (variables dependientes).

  2. Las Teorías atributivas: se ocupan de las consecuencias conductuales, emocionales y cognitivas (expectativas).

    • De las atribuciones (Vble. Independientes) se deducen consecuencias de la conducta, de las expectativas y de los sentimientos (vble. Dependiente).

Psicología ingénua

Heider (1958): adoptó las bases para el posterior estudio de las atribuciones.

Introduce la psicología ingenua: las personas intentan comprender, controlar y predecir los acontecimientos que les conciernen. Paralelismo entre el científico y las personas.

Desarrolla una teoría basada en la teoría de las lentes de Brunswik (1956) sobre la percepción de los objetos.

Fiske y Taylor argumentan, en el caso de la percepción de las personas, que éstas son también agentes de su propio comportamiento. Percibidas y perceptoras.

De Heider destacan tres aspectos:

  1. El análisis ingenuo de la acción

  2. La atribución de responsabilidad

  3. El principio de covariación.

Teorías de las inferencias correspondientes

Jones y Davis (1965) profundizan en la causalidad disposicional de Heider.

La realización de una inferencia disposicional o atribución interna es un proceso que consta de dos etapas:

  1. La atribución de intención.

  2. La inferencia correspondiente (atribución de disposición).

Se parte de la idea de que el objetivo fundamental del perceptor es inferir la causa que explique el comportamiento del actor.

Atribución de intención

Estudian el proceso por el cual se hacen las afirmaciones o interpretaciones del comportamiento de los demás. El modelo se centra en la situación de que el espectador observa una acción y algunos de sus efectos, teniendo que decidir cuál de estos efectos intentaba conseguir el actor con su conducta.

Para que el perceptor llegue a conocer cuál de los efectos era el intencionado, debe basarse en ciertos criterios:

  • El actor tiene que tener conocimiento de los efectos de su acción.

  • El actor debe tener la capacidad para conseguir el efecto deseado-

Inferencia correspondiente