05. Memoria semántica

Introducción

La memoria semántica es una memoria declarativa de la que depende nuestro conocimiento general sobre el mundo y del lenguaje. Hace posible la adquisición y retención de conocimiento general. En la memoria semántica está organizada toda la información que poseemos relacionada con hechos, conceptos y con el lenguaje.

Memoria semántica

La memoria semántica según Tulving es un conocimiento organizado que las personas poseen sobre las palabras, otros símbolos verbales y sobre su significado. Este sistema, puede ser independiente del sistema de memoria episódica en el registro y mantenimiento de la información ya que pueden darse idénticas consecuencias de almacenamiento a partir de una gran variedad de señales.

Evidencia a favor de la existencia de la memoria semántica

Los argumentos más fuertes a favor de que la memoria episódica y la semántica son dos memorias diferentes, provienen de casos de pacientes amnésicos. Sugieren la existencia de dos tipos de memoria diferentes porque el deterioro de la memoria episódica fue mayor que el de la memoria semántica; lo que parece estar relacionado con las lesiones cerebrales que padecían los pacientes amnésicos. Otra evidencia son los estudios recientes realizados con imágenes cerebrales en los que han participado adultos sanos. Las áreas cerebrales activadas durante la codificación y la recuperación de material serían diferentes cuando la tarea realizada fuera de memoria episódica y cuando la tarea fuera de memoria semántica.

Memoria semántica y almacenamiento del conocimiento adquirido

En la memoria semántica se almacenan conceptos de muy diversas clases. Pero los conceptos están organizados.

Conceptos y su organización

Los conceptos son las unidades principales del pensamiento. Según los filósofos, constituyen los valores semánticos de las oraciones. Los psicólogos añaden que son, además representaciones mentales; se trata de constructos dotados de propiedades semánticas.

Las categorías son las representaciones de los ejemplares concretos de un concepto existente en la memoria. Son los elementos principales del pensamiento que hacen posible la economía cognitiva. Conceptos y categorías permiten la organización de los objetos del mundo en clases.

Una categoría es una clase de objetos o hechos que presentan una tendencia a agruparse entre sí.

El hecho de que los conocimientos en la mente humana estén organizados formando categorías hace que el sistema cognitivo humano sea económico. Lo que hacemos las personas durante el proceso de categorización es tratar a todos los objetos que pertenecen a una misma categoría, como si fueran semejantes. Una ventaja importante de este orden de almacenar conocimiento es que podemos recuperar la información en la memoria de una forma mucho más eficiente.

Modelos de categorización

Las categorías se establecen mediante el aprendizaje realizado durante los primeros años de vida.

Una vez adquirida la categoría se almacena en la memoria y se va actualizando a medida que se va adquiriendo nueva información.

La teoría clásica sugiere que las categorías están perfectamente separadas entre sí. Los conceptos serían entidades definidas mediante una serie de atributos necesarios y suficientes. De igual forma, todos los miembros de una categoría debían ser igualmente representativos de la categoría.

Esta forma de pensamiento entró en crisis porque resulta imposible especificar las propiedades definitorias de los conceptos y además se vió que existían efectos de tipicidad, ya que algunos ejemplares eran más típicos de una determinada categoría que otros. Existen casos cuya pertenencia a una categoría resulta dudosa.

Los modelos de ejemplares suponen que las categorías se representan en la mente mediante descripciones separadas de algunos de sus ejemplares. Estos modelos requieren una gran capacidad de almacenamiento de información ya que lo que representa son ejemplares particulares, careciendo de abstracción.

Se comprobó que existían ejemplares queo poseían más propiedades pertenecientes a su categoría que otros, a éstos se les llamó prototipos. Cuando tenemos que clasificar ejemplares en categorías lo que hacemos es compararlos con los prototipos de esas categorías. Si el ejemplar se parece al prototipo la respuesta serà afirmaiva y sino negativa. Estos modelos de prototipos se basan en la semejanza con el prototipo de la categoría.

Características de las categorías

Una categoría es una clase de objetos o hechos que tienden a agruparse. Los objetos que forman una categoría tienen varias características comunes: se usan para codificar la experiencia, permite realizar inferencias inductivas sonre el objeto y además, hay semejanza física entre los miembros de la categoría mientras sus miembros se diferencian físicamente de los miembros de otras. El grado de semejanza depende del nivel de abstracción de la categoría. Los miembros de las categorías más abstractas se parecen menos físicamente entre sí.

Categorías naturales

Son las usadas por los individuos en la vida cotidiana y pueden referirse a objetos, eventos o acciones. La principal característica es que se definen por su semejanza perceptiva. Rosch observó que los objetos del mundo suelen estar formados por propiedades correlacionadas entre sí. Por ejemplo, los animales que respiran por pulmones suelen vivir en la tierra mientras que los que respiran por branquias suelen vivir en el agua dulce o salada.

Según Rosch las categorñias pueden clasificarse de forma jerárquica en función de su nivel de abstracción en: categorías supra-ordenadas (sus ejemplares se parecen poco entre sí) y categorías sub-ordenadas (sus ejemplares son muy parecidos entre sí). Un tercer nivel de las categorías es el nivel básico, las categorías de este nivel reflejan la estructura correlacional del medio y corresponden estrechamente a los objetos del mundo. Desempeñan un papel central porque sus ejemplares corresponden a los objetos de nuestra experiencia de cada día. Algunos ejemplares son más representativos que otros y decimos que son representantes más típicos de la categoría.

La organización de los conocimientos en categorías es una característica de la inteligencia humana.

Los conocimientos que adquirimos los actualizamos permanentemente con el fin de integrarlos.

Esta integración es lo que permite al ser humano un comportamiento adaptado y eficiente, fácilmente recuperable a partir de la memoria permanente.

Representaciones proposicionales de la información

Las representaciones proposicionales son el formato más apropiado para representar cualquier tipo de información que llegue al sistema cognitivo humano, que debe estar disponible para poder recuperar dicha información de forma rápida y precisa en un momento dado.

Concepto de proposición

Una proposición es algo más abstracto que las palabras de una lengua que la forman. Así, una representación proposicional está formada por símbolos discretos que se colocan en lugar de las entidades concretas a las que representan. Este tipo de representaciones son abstractas y amodales, no dependen de la modalidad sensorial por la que se han percibido los conceptos.

Las proposiciones son los conceptos representacionales más versátiles porque pueden expresar cualquier tipo de información.

Sistemas de representación proposicional

Se incluyen los sist. de representación de rasgos semánticos y los modelos de redes semánticas.

Redes semánticas

La organización económica del conocimiento que el hablante de una lengua posee sobre las palabras que la forman es lo que llamamos léxico mental. Cada palabra que forma el léxico mental es una entrada léxica. La información contenida en cada entrada se refiere a la forma cómo debemos pronunciarla, a su significado, a cómo debemos escribirla, con qué palabra/s podemos combinarla, etc.

Los modelos de redes semánticas asumen que las palabras están representadas en la memoria semántica como unidades independientes, aunque relacionadas entre sí por medio de uniones o preposiciones. La forma más básica de esta relación es “A es B”. una red semántica puede llegar a adquirir una gran complicación al ir añadiendo palabras y relaciones entre las palabras.

En el modelo de Collins y Quilliam la red está formada por nodos que corresponden a palabras o conceptos con significado. La suposición básica es que cuanto mayor sea la distancia que haya que recorrer para verificar la verdad o falsedad de una proposición, más tempo se requerirá para realizar la comprobación y responder.

Las principales críticas al modelo tuvieron que ver con los presupuestos teóricos: aunque las palabras estén conectadas formando una red, lo más probable es que no todas las palabras que se encuentran en un mismo nodo resultan igualmente accesibles. Es más fácil acceder a “perro” que a “iguana”.

El concepto de distancia semántica: mientras existen ejemplares de ciertas categorías que se identifican antes a un nivel más bajo de la red, en otras categorías no ocurre lo mismo. Estas críticas aconsejan la modificación para introducir el concepto de distancia semántica y la posibilidad de almacenar las mismas propiedades en varios nodos de la red en vez de en un único nodo.

El proceso de verificación de sentencias como verdaderas o falsas en la red semántica se conoce como propagación de la información entre los conceptos representados. La activación propagada a través de nodos de la red se suma y es mayor que cuando la activación procede de un único nodo.

Para que el nivel de acivación llegue a ser efectivo debe superar un cierto umbral de activación.

Aunque es posible que se den cambios en la estructura de la red y la organización de los conceptos en el envejecimiento, es poco probable que se den estos cambios debido a que el vocabulario, en lugar de disminuir con la edad se sabe que se mantiene o incluso aumenta. Una cosa que podría ocurrir es que se deterioraran las conexiones entre las palabras y las distancias que hay entre las mismas se agrandasen. Sin embargo, el envejecimiento apenas influye en la estructura del léxico mental.

Junto al buen funcionamiento del léxico mental de las personas hasta edades avanzadas aparece uno de los problemas más frecuentes: fenómeno de la punta de la lengua. Significa que no es posible acceder a la palabra que necesitamos en un momento dado y que se encuentra contenida en el léxico. En los mayores fenómenos es el doble de frecuente que en los jóvenes.

En el léxico mental no solo están almacenadas las palabras de forma aislada, también información sobre los conceptos formando categorías semánticas. Los conocimientos que poseen se encuentran en la mente organizados formando categorías con una determinada estructura. Hay ejemplares subordinados y supraordenados. La memoria cuando se presentan materiales que tienen una estructura es mejor que cuando se presentan desestructurados.

Los modelos ACT se tratan de modelos en forma de red pero en vez de representar conceptos, representan relaciones. El modelo ACT (control adaptativo del pensamiento) es una macroteoría de la cognición humana. Principales suposiciones del modelo:
  • la información se representa en una estructura de red

  • los nodos que forman la red pueden estar activados o desactivados

  • si un nodo activo entra en contacto con otros nodos, estos también se activan

  • la fuerza de activación entre los nodos varía

  • cada nodo tiene una fuerza asociado con dicho nodo

  • el número de nodos activos en un momento dado es limitado

El efecto abanico predice que la activación que se propaga a través de un nodo es inversamente proporcional al número de uniones que salen de dicho nodo. Es decir, a mayor número de conexiones que salen de un nodo, más tiempo será necesario para que la activación se propague por la red para activar otros nodos próximos.

El único tipo de representación admitido en el modelo ACT es la representación proposicional. En el modelo ACT*, Anderson introdujo la teoría tricódigo de la representación. Según ésta hay tres tipos de representaciones: abstracta, la imagen espacial y la serie temporal.

Los tres componentes principales del ACT* son la memoria declarativa, la memoria procedimental y la memoria de trabajo.

Una representación declarativa hace referencia a lo que una persona conoce sobre el mundo. La representación declarativa del conocimiento llega al sistema en forma de proposiciones, imágenes mentales o series temporales. Estas informaciones se representan en la memoria declarativa por medio de la memoria de trabajo.

Estos datos quedan finalmente registrados en la memoria permanente de la persona. El componente principal de la memoria de producción es el sistema procedimental (saber hacer cosas).

Esquemas, guiones y proposiciones

La idea más importante es que la memoria consiste en un gran número de paquetes de información que contienen dos tipos de elementos: elementos fijos y variables. Bartlett destaca el papel de los esquemas en la comprensión de historias o narraciones y muestra que cuando la historia narrada no encaja con los esquemas de la persona, ésta la transforma para que coincida con sus esquemas.

Los esquemas no solo se ponen en marcha en el momento de la recuperación de la información a partir de la memoria sino también durante todo el proceso de comprensión del mensaje. Los esquemas son unidades de conocimiento, superiores a las proposiciones, capaces de almacenar una gran cantidad de información. Nosotros mismos usamos todos los días esquemas.

Los guiones son tipos específicos de esquemas. Un guión es un esquema de una serie de acontecimientos que se producen en un cierto orden. Existen guiones en nuestra memoria para una serie de acciones o situaciones habituales como ir al restaurante.

Los esquemas y guiones son muy importantes porque nos ayudan a formarnos expectactivas sobre lo que podemos esperar en una determinada situación. Además, cuando leemos o escuchamos historias nos ayudan a rellenar los huecos y a mejorar la comprensión, permitiéndonos hacer inferencias sobre la historia.

En resumen: los esquemas adquiridos a través de la experiencia dirigen la comprensión de la situación y el almacenamiento en la memoria del pasaje o discurso oído o leído. No comprendemos ciertas historias cuando no podemos activar en nuestra memoria los esquemas adeciados.

Trastornos de la memoria semántica

Pacientes con demencia semántica tienen problemas para acceder al significado de los conceptos.

Algunos pacientes que sufren este tipo tienen dificultades para acceder a los conceptos pero pueden utilizar los esquemas.

Existe alguna evidencia de una zona del cerebro muy relacionada con la construcción y la puesta en marcha de acciones que sí conducen a la consecuención de ciertos objetivos. Esta zona es la corteza prefrontal. Algunos pacientes con una lesión tienen dificultades para acceder a la información contenida en los esquemas.

Una pregunta importante para la neurociencia cognitiva de la memoria semántica es cómo está organizado y cómo se representa en el cerebro el conocimiento semántico. Para algunos investigadores ese deterioro específico de la categoría refleja la organización taxonómica de la memoria semántica.

Otros teóricos consideran que la organización de la memoria semántica depende de los distintos tipos de conocimiento como el conocimiento perceptivo (que contiene información sobre los rasgos de los objetos) y el conocimiento funcional (con información sobre las propiedades abstractas y proposiciones tales como la función, localización y uso dentro del contexto).

Según este modelo, el conocimiento semántico sobre la categoría “animales” y otros seres vivos se basa sobretodo en información de tipo perceptivo. El conocimiento de artefactos y objetos por otro lado, se basa sobretodo en sus propiedades funcionales.