09. La representación del mundo

Introducción

Uno de nuestros rasgos más característicos es nuestra capacidad de representación , capacidad que tenemos para establecer modelos muy complejos del funcionamiento de la naturaleza y la sociedad. Esos modelos se perfeccionan continuamente.

Este tipo de capacidad ha posibilitado que los humanos seamos capaces de construir modelos muy ajustados de la realidad con los que podemos tener esa realidad en nuestra mente, sus características externas y su funcionamiento.

Constituyen una complicación de todo nuestro conocimiento acerca del mundo.

Existen varios tipos de representaciones:

  • Representaciones acerca de situaciones simples: preparar el desayuno

  • Representaciones sobre situaciones complejas: aprobar una ley

  • Representaciones sobre el funcionamiento de parcelas del mundo muy considerables

Las representaciones no están listas, configuradas con todas sus partes integradas en todo momento en nuestra mente. Se generan de acuerdo con las necesidades del momento.

Disponer de estas concepciones nos permite anticipar lo que sucede y prever resultados.

Las representaciones se generan para actuar, para comprender y para entender lo que sucede.

Caracteristicas de las representaciones y su desarrollo

Las representaciones tenemos que construirlas a lo largo de la vida, de nuestra experiencia. Además esas representaciones tenemos que asimilarlas, incorporarlas a los conocimientos previos que tenemos para darle coherencia y significado.(posición constructivista)

Esta perspectiva explica dos hechos importantes acerca de la construcción del conocimiento:

  • El que los niños pequeños tengan ideas acerca de fenómenos como la forma de la tierra.

  • Las ideas que defienden los niños sobre lo que se les ha explicado es distinta de lo que se les quiere dar a entender.

Características de las representaciones

  • Origen: los sujetos precisan de representaciones para sobrevivir en el mundo.

  • Funciones: ermiten actuar y entender

  • Elaboración: se producen como respuesta a la satisfacción de las necesidades, tienen su finalidad en la acción y la supervivencia.

  • Constituyen el contenido de la mente: son lo que está en la mente de las personas.

  • Son el dato primordial de estudio pero no son accesibles de forma directa.

  • No son explícitas: no existen de una forma fijada, se generan a medida que se necesitan.

  • Características comunes: se muestra en el tipo de actuación que realiza el sujeto. No son específicas de cada problema.

  • Evolución: sigue una serie de estadios regulares.

  • Importancia educativa: los profesores tienen que contribuir a formar y perfeccionar.

La complejidad de las representaciones:modelos locales y globales en interacción

Ante cada situación que se nos presenta debemos construir modelos locales vinculados a la situación y relacionados con otros modelos más generales. Los sujetos van a establecer concepciones del mundo (dar un tratamiento común a una parcela de la realidad, relacionada con el mundo físico, psicológico, el de los seres vivos y el social). Esos modelos globales contienen presupuestos ontológicos y epistemológicos.

Los presupuestos ontológicos no son explícitos, constituyen formas de ver el mundo muy arraigadas.

Los modelos locales llevan a la constitución de los modelos globales y estos provocan la constitución de dominios separados de conocimientos que se atribuyen a la realidad.

Hay una relación indisociable entre los modelos que construimos y los fines que perseguimos.

La asunción de que existen tipologías de las representaciones que están ligadas a la edad del sujeto es un aspecto fundamental de nuestra hipótesis. Por lo tanto, las explicaciones que dan los niños y adolescentes sobre los diferentes problemas del mundo siguen un orden de progresión equivalente, con unas pautas constantes.

Según Flavell, esta progresión está guiada por 3 rasgos cognitivos:

  • El paso de un conocimiento superficial a uno centrado en lo profundo.

  • La transición desde un pensamiento estático centrado en el aquí y el ahora a una visión dinámica basada en procesos temporales y espaciales que van más allá del contexto psicológico del sujeto

  • El avance desde un pensamiento concreto a un pensamiento abstracto, hipotético- deductivo.


Estos tres rasgos están relacionados con los instrumentos intelectuales y los conocimientos previos.

Hay una continuidad entre las representaciones y las teorías científicas desde el punto de vista funcional.

Las teorías científicas se diferencian de las representaciones en que incluyen procedimientos de contrastación, intentan no sercontradictorias, están más claramente especificadas. Las teorías científicas están en continuo progreso y son sustituidas por otras mejores a través de las revoluciones científicas (Kuhn).

El concepto de representación permite dar cuenta de dos fenómenos aparentemente contrarios, referentes al carácter concreto o abstracto del conocimiento:

  • Algunos autores ( Piaget) han tratado de señalar que las características formales generales que tiene el conocimiento, recurriendo a la noción de estructura de carácter muy general, que puede ser representada formalmente.

  • Otros autores señalan que el conocimiento está siempre vinculado a situaciones concretas. Así, podemos pensar en las teorías de dominio específico que establecen que cada sujeto encuentra soluciones para problemas concretos y procesa la info. De diferentes maneras según el problema que se trate.

Sin embargo, desde nuestra perspectiva las representaciones tendrían aspectos generales y un carácter especifico. Las representaciones serian representaciones de problemas concretos, con características comunes y se generarían en función de las situaciones específicas.

Los dominios de la realidad y su construcción progresiva

Dominio: parcela de la realidad que tiene unas propiedades comunes que nos permite hacer predicciones en el ámbito de esa parcela. Las grandes categorías de la realidad son el mundo de los objetos físicos, los seres vivos, los fenómenos psicológicos y los fenómenos sociales.

A lo largo del desarrollo los sujetos van estableciendo las propiedades de los objetos y los acontecimientos con los que entran en relación y descubren en ellos propiedades semejantes o diferentes lo que les permite organizarlos en grupos.

Eso supone categorizar la realidad en distintos tipos según sus propiedades y establecer cuáles son fundamentales. Por ej. La realidad física inanimada no tiene intencionalidad ni capacidad de actuación propia.

Construcción de representaciones = división de la realidad en parcelas con diferentes propiedades.

Los dominios son el resultado de un proceso de construcción. Los dominios se construyen junto a la experiencia.

La especificación paulatina de los dominios se realizaría a partir de procesos progresivos de diferenciación, oposición, integración y coordinación de los diferentes aspectos de los fenómenos naturales, psicológicos y sociales. Los niños pasan de una indiferenciación general de los dominios a una diferenciación plena de los dominios.

Hay una interacción entre las experiencias del aprendiz y las entidades mentales, las ideas o los esquemas utilizados para interpretar y dar sentido a esas experiencias. Cuando una de estas experiencias en las que aparecen nuevos elementos informativos discrepa con las ideas previas no tiene por qué haber una reestructuración inmediata y directa. Esta reestructuración requiere tiempo, trabajo y circunstancias favorables..

Rasgos tempranos de la representación del mundo

Piaget (1926) en su libro “La representación del mundo en el niño” considera que los rasgos con los que el niño representa la realidad provienen de la tendencia egocéntrica del pensamiento infantil.

Piaget distingue cuatro rasgos en esa representación del mundo:

  • El realismo: tendencia de pensamiento infantil. Supone la indiferenciación entre entidades mentales y materiales. Los sueños se conciben con carácter realista.

  • El artificialismo: tendencia del pensamiento infantil. Refleja la creencia de que todas las cosas existentes han sido fabricadas, son artificiales.

  • El finalismo: Tendencia de pensamiento infantil. Creencia de que todas las cosas han sido elaboradas con un fin u objetivo de provecho (el sol está para alumbrarnos)

  • El animismo: tendencia del pensamiento infantil. Conduce a los niños a atribuir las propiedades de los seres vivos ( intenciones, sentimientos, pensamientos, creencias) a los objetos inanimados.

Todas estas manifestaciones suponen una ausencia de conciencia y una extensión de nuestra manera de funcionar a toda la naturaleza.

Todos estos rasgos del pensamiento preoperatorio infantil se manifiesta en sus representaciones acerca de una multiplicidad de fenómenos.

Ideas infantiles sobre la realidad física

Ċ
Naujoël Isipedia,
17 dic. 2012 2:12